sábado, 12 de julio de 2014

El almacén inteligente

Vivió un año y medio en la población Joao Goulart de La Granja y se dio cuenta de la importancia que tienen los almacenes de barrio en las comunidades de escasos recursos. A partir de eso el ingeniero comercial de la UC José Manuel Moller (25) creó Algramo, una empresa que en octubre lo tendrá exponiendo en las reconocidas charlas Ted Global.

Por Tania Opazo

Mientras estudiaba ingeniería comercial en la Universidad Católica, José Manuel Moller trabajaba en Techo ayudando a dirigentes de campamentos a conseguir una casa definitiva, pero le parecía una actividad algo paternalista. “En el voluntariado siempre hay una posición de salvar el mundo que me incomoda un poco. Por definición, el voluntario siempre está por sobre el ayudado”, explica.

Él, por el contrario, quería un cambio de perspectiva: “levantarse desde otro lado, relacionarse con otras personas”, y por eso junto a sus compañeros de carrera Diego Vela, quien fue presidente de la FEUC en 2013; Rodrigo Echecopar, actual jefe de gabinete del diputado Giorgio Jackson, y Nicolás Marchant, se fue a vivir a la población Joao Goulart, en La Granja. “Queríamos cuestionar lo que nos estaban enseñando en la universidad, pero no a través de un libro sino que de una vivencia y acompañarnos en ese proceso”. Un amigo que estaba en proceso de ser sacerdote de los SS.CC., les encontró una casa, que además quedaba cerca del campus San Joaquín, donde estudiaban todos. Pensaban instalarse ahí por un semestre, pero se quedaron un año y medio. 

¿Se sintieron cómodos?

Era divertido porque obviamente todos se daban cuenta que no éramos de ahí. Nos tocaron los cacerolazos y participamos con los vecinos. Llegaban los carabineros también, había balazos en la noche, tráfico de drogas, pero nunca nos pasó nada. Hoy vamos para allá y la gente nos recuerda. Tenemos una familia muy querida, que “nos adoptó”. Íbamos a ver los partidos de fútbol con ellos y celebrábamos los cumpleaños. Fue una experiencia horizontal, porque era en base a ser vecino y no voluntario. Yo no iba a construirle una mediagua a su patio, iba a tomar té y ellos iban a mi casa también.

Seguir leyendo... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario