sábado, 19 de abril de 2014

Chilenos en Tierra Santa

La Semana Santa es uno de los momentos más importantes del año en los países del llamado Medio Oriente. Los chilenos católicos que están ahí hablan de una experiencia única, pero en medio de un conflicto político y bélico vigente.

Por Tania Opazo

EL FRAY Sergio Olmedo acompaña desde 1999 a peregrinos católicos en nombre de la Custodia Franciscana de Tierra Santa, que se encuentra en Israel, Palestina, Jordania, Egipto, Líbano, Siria y Chipre. “Estos días aquí se viven con gran intensidad, ya que estamos en los lugares protagónicos de la historia de la salvación. Las actividades comienzan el Domingo de Ramos desde Bethfage, que es donde el Señor monta el burrito para entrar a Jerusalén, y transcurren toda la semana hasta el Lunes de Resurrección (que acá celebran los cristianos ortodoxos)”.

Este año, además, la Semana Santa está siendo especialmente intensa: no sólo porque en esta ocasión la celebración de los católicos romanos (latinos) coincide con la de los católicos ortodoxos, sino porque además en los mismos días, entre el pasado miércoles 15 y el martes 22 de abril, se celebra el Pesaj judío, festividad que conmemora la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto. Esta es, en Israel al menos, la principal festividad de la época, y por esta última razón es probable que varios servicios públicos de la ciudad antigua de Jerusalén estén a media máquina en uno de los momentos de mayor atochamiento del lugar.

En la actualidad, hay entre cinco y seis mil chilenos viviendo en Tierra Santa. Alrededor de la mitad son judíos y tienen ciudadanía israelí, pero hay otro grupo importante de católicos. Se estima, además, que cada año más de 500 chilenos viajan a hacer turismo a esa zona que desde acá se ve increíblemente lejana. Para fray Sergio, que tiene 48 años e ingresó a la Orden de los Frailes Menores (franciscanos) en 1992, a pesar de que hoy en día se habla de un “turismo religioso” el término correcto es “peregrinaje”. “No es hacer tours, es hacer una experiencia religiosa. Es vivir la fe”. Él ha sido guía de varias delegaciones chilenas y acompañó a los ex presidentes Patricio Aylwin y Sebastián Piñera junto a sus esposas, a los 33 mineros sobrevivientes de la mina San José y a diversos grupos parroquiales y laicos. Hoy fray Sergio vive en el Monte Tabor, Galilea, lugar de la transfiguración de Jesús y que desde 1621 es santuario y convento franciscano, pero antes fue durante nueve años el superior de un convento en la ciudad de Jerusalén.

Seguir leyendo... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario