sábado, 27 de abril de 2013

Guaguas en lista de espera

¿Quién cuida a los niños entre los seis meses, cuando termina el postnatal, y los dos años, cuando pueden ingresar a un jardín infantil? Cada vez más mujeres trabajan en Chile, pero la oferta de salas cuna está haciendo crisis. En algunas comunas de Santiago hay lactantes en lista de espera y madres desesperadas buscando un cupo. Lo peor: nadie asegura la calidad. 

Por Tania Opazo

Karen Mariángel (30) y Gustavo Delgado (35), padres primerizos, están expectantes en la oficina del director. Ya han recorrido el patio y las piezas de esa sala cuna ubicada en Providencia, han observado la dinámica de las tías con los niños y han revisado el proyecto educativo. Les gusta el lugar y les parece apropiado para dejar a Anita, de 10 meses, ahora que Karen –que es profesora de lenguaje– tiene que volver a trabajar. Karen y Gustavo intercambian una mirada cómplice y luego miran al director, atentos. –Lamentablemente no quedan vacantes– lanza el director. Luego agrega: –No sacan nada con llamar porque hay muchos niños esperando un cupo y es casi imposible que la lista corra.

Karen se rió. Era eso o llorar. No podía creer que luego de toda esa parafernalia le cerraran la puerta en la cara. La pareja se fue decepcionada, pero en ningún caso sorprendida. Los recientes resultados del Censo 2012 revelan que cada vez nacen menos niños en Chile (la cantidad de hijos por mujer bajó a 1,45), pero la demanda por los servicios de salas cuna ha aumentado progresivamente. Un fenómeno que se explica, en gran parte, porque la tasa de participación laboral femenina subió de 39,8% en el año 2000 a 43,5% en 2011 y las mujeres superaron el promedio de 10 años de escolaridad, según la encuesta Casen.

Para ellas, el desafío es ahora encontrar un lugar que les permita volver con tranquilidad a sus trabajos, sabiendo que sus hijos están en buenas manos.

Leer más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario