domingo, 26 de septiembre de 2010

Chicas de TV: “Adiós al séptimo de línea”


Sólo un capítulo y la sabia clase-resumen de mi padre es todo lo que tengo para analizar “Adiós al séptimo de línea”. Francamente, la vi media obligada y se me hizo difícil seguirla con atención todo el rato. No sé si la serie es mala (de hecho creo que no, porque un par de personas me hicieron comentarios muy positivos), pero no me atrapó. Simplemente no.

En fin ¿Ya dije que mi primer acercamiento a “Adiós al séptimo de línea” es mi papá? Durante casi un año estuvo trabajando fuera de Santiago y venía a la casa los fines de semana. Siempre nos quedábamos con esa sensación de “pobrecito, allá sólo”, pero creo que, incluso con las dificultades domésticas obvias, él era feliz. Además mi mamá le mandaba sanguchitos con pollo asado el domingo, súper ricos.

En esa época un colega le prestó los libros. Sí, libroS. Por si no lo sabían, la novela original de Inostrosa es de CINCO tomos (En caso de que se hayan hecho fans de la serie y quieran leer la novela, consideren ese dato). Entonces, durante todo el año mi papá llegaba los fines de semana peinándola con el libro. (zzzzz…).

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Mi vida con Mario


Debo haber tenido nueve, diez años. Metíamos el cassette y empezaba el ruido, insoportable, la verdad: “tuuuu, tuuuu”. Como si estuviéramos llamando a un teléfono muy lejos, nuestro (mío y de mi hermano) juego de Donkey Kong se cargaba en el Atari.


Se demoraba una eternidad, y eso que en el 65-XL tenía una cosa “turbo” con la que, se supone, el juego se cargaba más rápido. Y pensar que hoy una página de internet se demora un par de segundos más y uno se vuelve loco. En esa época podíamos ir a tomar once mientras el juego se cargaba.

Entonces Donkey lanzaba barriles por la rampa y el salvador de la princesa (que tenía un globito que decía “Help! Help!”) los saltaba. No me acuerdo cómo lucía el héroe, pero aún me acuerdo de la musiquita: “tu tu tututú, tu tu tututú”. Por supuesto, yo era muy mala en el juego, y mi hermano chico era seco.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Chicas de tv: “Primera Dama”


Hasta las 20.00 del lunes en el Canal 13 estaban felices. Hacía tiempo que una de sus teleseries no daba esperanzas de, al menos, darle la pelea a TVN. Al fin, por primera vez en un buen tiempo, estaba bueno el 13.

Entonces pasó lo que tenía que pasar. Era tan obvio como que al final de Titanic el barco se hunde: apareció TVN, le pateó el trasero al angelito, y nuestra “Primera Dama” se fue a pique.

Pero para efectos de esta columna eso da absolutamente lo mismo, porque al menos durante toda una semana fue la teleserie del 13 la que consiguió llamar nuestra atención. Ahora la pregunta es: aparte de pimponear con los flashback (o flashforward según si te gusta vivir en el pasado o en el futuro), ¿qué más de interesante tiene Primera Dama?