jueves, 19 de agosto de 2010

Rehabilitarse sí es posible

Un concurso para los programas de rehabilitación en jóvenes tuvo como primer lugar a un Centro Cerrado de Internación Provisoria del Sename.


“A este proceso hay que darle un sentido y que sea un incentivo para el joven”, dice Luis Villalobos, funcionario del Centro Cerrado de Internación Provisoria del Sename de Valdivia, quien es tutor en el proyecto de vivencia compartida.

Ayer el equipo de directivos, tutores y jóvenes rehabilitados fueron premiados por Paz Ciudadana y Unicef, con el primer lugar en el “Concurso de Buenas Prácticas en Rehabilitación y Reinserción de Adolescentes Infractores de la Ley”.

Como explica Verónica Zárate, directora del centro, el cambio de ley los marcó mucho y les hizo replantearse cómo mejorar sus práctica: “Ha sido un proceso de aprendizaje para satisfacer las necesidades de los jóvenes”, dice.


El caso de Valdivia contempla un tutor que se vincula con un joven -en este caso entre 16 y 18 años- con condena efectiva, ayudándolos a modelar conductas negativas y acompañándolos en su reinserción.

“Cuando ellos se comprometen ven que esto funciona”, dice Luis.

Los ganadores
- Primer lugar: Sistema de tutorías”, Centro Cerrado de Valdivia del Sename.
- Segundo lugar: “Programa de trabajo con la familia”, Centro Semicerrado La Cisterna, del Sename.
- Tercer lugar: “Reescolarización de jóvenes privados de libertad”, Asociación Chilena Pro Naciones Unidas.

"El objetivo es destacar iniciativas efectivas basadas en el modelo de la vivencia”"
Catalina Dopelmann, Paz Ciudadana

El proyecto
48 jóvenes en el centro de valdivia
18 en el programa, entre 16 y 19 años

Entrevista
Camilo Pérez: "hay que pensar en uno no más”"
Camilo, de 19 años, es uno de los jóvenes rehabilitados en el programa .


¿Cómo llegaste al Sename?
Yo fui condeando por robo de lugar habitado a 5 años y un día en un centro cerrado. Llevo 22 meses ahí y van 9 con el beneficio del programa

¿Y cómo fue la experiencia?
Me habían dicho que era complicado, que nadie hacía caso, con mucha pelea, pero no era así.

¿Cuándo entras al programa?
Al mes empecé a hacer talleres de conducta. Entonces empezaron a mirarme feo y hacerme a un lado, pero yo pensé en mí no más. El apoyo del tutor sí fue muy importante.

¿Por qué crees que llegaste a esta situación?
Yo tenía muy malas juntas; la mayoría de mis amigos están presos. Además era muy inmaduro.

¿Qué piensa tu familia?
Están contentos, aunque no me tenían mucha fe. Igual mi mamá siempre vino a verme y lloraba.

¿Qué estás haciendo ahora?
Hice cursos, de soldadura, manejo de bodega, conducción, y ahora estoy capacitado para trabajar. Además soy entrenador de fútbol de un equipo de niños.

¿Qué le dirías a otros jóvenes en tu situación?
Que piensen en ellos y su familia no más, que los amigos no llevan a nada. Que nada es imposible, que se puede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario