jueves, 15 de julio de 2010

Rescates que cuestan caro

El joven perdido en la Quebrada de Macul representa la irresponsabilidad de muchos y sus costos asociados 

Con un esguince en el tobillo, y vestido sólo con jeans, zapatillas y una chaqueta, pasó la noche del martes Eduardo Roldán (22), perdido en la cascada de la Quebrada de Macul. Rescatado ayer, con hipotermia, prometió no embarcarse en otra aventura, excusándose en que conocía “más o menos” el lugar.

Según el Gope, casos como éste ya van diez este año en Santiago, y por sus costos se está contemplando que los mismos excursionistas paguen sus rescates. Eso tuvo que hacer la embajada de Israel, que pagó por el rescate de dos  israelíes perdidos en el Parque Nacional Villarica, a fines de mayo
Como explica Antonio Silva, asesor de Socorro Andino, el rescate más económico le cuesta a la institución $80 mil, y la subvención que les da la Onemi “la hacemos estirar para poder cumplir con todos los rescates”, dice.


“Se evalúa que quienes no hagan caso a indicaciones deban pagar por su rescate” Antonio Silva, Socorro Andino

En cifras:

$100 mil
alimentos del rescate

$250 mil
implementos de montaña

$1 millón
una hora de Helicóptero

$150 mil
otra movilización


Son numerosos los errores que se cometen al salir:
    NO PLANIFICAR: En una excursión hay que conocer la ruta y sus peligros.
    NO PROTEGERSE: Es vital equiparse con ropa adecuada según la temperatura y usar factor solar.
    NO AVISAR: Hay que avisarle a las autoridades pertinentes o a algún cercano dónde se va.
    NO LLEVAR ALIMENTO: Vital es llevar agua, y también comida.
    NO SER IMPRUDENTE: Se debe aceptar que uno no es un experto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario