miércoles, 9 de junio de 2010

Presos por un beso

Mientras en Chile en ponceo y el beso apasionado en lugares públicos es una práctica habitual, en Sri Lanka las cosas son muy distintas. La policía de ese país ha detenido a cerca de 200 parejas, acusándolas de comportamiento inapropiado, ya que se estaban besando,  “apapachándose” (suena gracioso, pero de seguro lo han hecho) o simplemente tomándose de las manos.


En el pueblo de Kurunegala 350 jóvenes han sido detenidos y castigados en las últimas dos semanas, e incluso en otro pueblo del sur, Mataram, 22 parejas, obviamente muy enojadas con el asunto, tienen que presentarse frente a juez.

Lo que probablemente nos parece inaceptable, para ellos es algo completamente coherente.  Se sienten ofendidos porque las parejas hacen algo obsceno e indecente, que muchos creen es el reflejo de un rechazo a la “occidentalización” de su sociedad.

Sea cual sea la razón, para ninguna adolescente es agradable ser escoltada a casa por la fuerza pública, y que los padres sean amenazados de que, en caso que su hija cometa nuevamente tan terrible falta, serán llevados a tribunales.

Y a ustedes: ¿cuántas veces se los habrían llevado presos ya?

No hay comentarios:

Publicar un comentario