lunes, 19 de abril de 2010

¿Víctimas del bajón invernal?

Los días comienzan a ponerse más helados, el cambio de hora nos recuerda que se vienen días más oscuros. Y aunque son muchos los fans del invierno –esos que alucinan con abrigos gigantes, caminar bajo la lluvia y tomar bebidas muy calientes– hay varios/as que sucumben al bajón invernal.

 
¿Qué es el bajón invernal? Es una fluctuación en el estado de ánimo que puede moverse entre un letargo y desánimo sobrellevable hasta una depresión estacional. Los trastornos afectivos estacionales afectan a muchas personas, así que nadie debe sentirse sólo ante ese problema: ¡de seguro ya has escuchado a algunos quejarse! Los síntomas del bajón invernal incluyen mayor necesidad de sueño, irritabilidad, deseos de comer dulces y carbohidratos –cuyo efecto es el alza de peso– además de una falta de energía generalizada. Como resultado, nuestro rendimiento baja y las relaciones se ven afectadas.

El 70 a 80 por ciento de quienes sufren un desorden afectivo estacional son mujeres. La razón principal de este síndrome sería la falta de luz en el ambiente y por esto mismo la medicina ha desarrollado “terapias de luz” –luminoterapia y fototerapia– en las que se expone al paciente a una luz artificial especialmente diseñada para aminorar los síntomas. También es muy importante hacer ejercicio –si comenzaste a practicarlo en el verano no lo dejes en el invierno– mantener la rutina normal y no encerrarse en la casa.

Hay que diferenciar entre un bajón y el trastorno afectivo estacional, entendiéndolo como una enfermedad. Si sientes que el asunto te supera no dudes en acudir al médico: los antidepresivos y estabilizadores del ánimo también pueden ayudar. Por ahora, sólo queda aprovechar los últimos días de sol y prepararse para el invierno, que también tiene sus cosas lindas, hay que decirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario