jueves, 23 de julio de 2009

Especial Blogueros: Política desde la ventana

Desde afuera, estos blogueros sopesan con no poco humor, pero sin perder criterio, ese oscuro y extraño mundo de la política. Para tener en cuenta para informarte, tener una opinión y ampliar tu punto de vista.

Arianna Huffington: Política sin partido
Arianna Stassinopoulos nació en Atenas en 1950 y a los 16 años se mudó con su familia a Inglaterra, donde se graduó en economía de la Universidad de Cambridge el año 72. Ahí comenzó su faceta política, siendo la tercera mujer en ser presidenta del Cambridge Union Society. Colaboró después, en 1992, en la campaña de su ex marido, el republicano Michael Huffington, a la Cámara de Representantes. La pareja, que tiene 2 hijas, se separó en 1997 cuando el marido de Arianna reveló su bisexualidad.

El trabajo periodístico de esta mujer, por lo que es conocida, comenzó en Londres, donde tuvo una relación con el periodista Bernard Levin, a quien conoció como panelista en un programa de televisión. Luego de su muerte en 2004, lo calificó abiertamente como “el gran amor de su vida y su mentor”. Su carrera continuó en los 80, cuando escribió artículos en el National Review y publicó varios libros.

Además, participó en varios programas televisivos, y fue nominada a un Emmy por su trabajo en la serie de Comedy Central Politically Incorrect with Bill Maher.
Tras su divorcio decidió mantener el apellido de Michael, y en 2005 fundó, junto a Kenneth Lerer, el Huffington Post (www.huffingtonpost.com/arianna-huffington), un blog y sitio de noticias que ganó rápidamente popularidad como una opción a los medios de comunicación más conservadores.

El “HuffPo” tiene un promedio de 7 millones de lectores al mes, y Arianna ocupa el número 12 en el ranking de la revista Forbes sobre las mujeres más influyentes de los medios. Gracias a este diario electrónico de corte liberal, considerado el más importante de Estados Unidos en su especie, esta mujer logró este año el Webby Awards al mejor blog político.

Arianna también es conocida por otras cosas. Sobre todo por su candidatura independiente a la gobernación de California en 2003 contra Arnold Schwarzenneger. Claro que sólo consiguió el 0,55% de los votos. Y así, Arianna se mueve progresivamente desde la derecha conservadora hasta la izquierda progresista, ideología más que notoria en sus artículos del Huffington Post.

Especial Blogueros: Cultura blog

Un amante de Chejov, un guionista, un mexicano power y un bibliotecario valiente han hecho de sus posteos un mural importante a la hora de gritar cultura.

Bud Parr: Señorito Chejov
Earl “Bud” Parr originalmente estudió economía, nada más alejado de lo que hoy es su mayor placer: la literatura. Sus conocimientos web lo llevaron a crear “software sociales”, con el fin de promover la escritura en la web y empoderar a individuos y organizaciones a crear comunidad con la tecnología. Bajo ese proyecto, ha desarrollado diversas webs y consultorías a través de su compañía Sonnet Media.

En 1993 Parr abrió su blog literario, Chekhov’s Mistress (http://chekhovsmistress.com/). Fue allí donde este economista comenzó a escribir sobre libros. Actualmente, además de escribir en este blog para "entusiastas de la literatura", edita la revista online Words Without Borders, sobre literatura internacional.

Algunos dicen que Parr es un snob. Y él sólo responde que lee compulsivamente y que, apenas un libro deja de satisfacerlo, lo deja botado, así sea a mitad de su lectura. Además, no se deja llevar, afirma, por modas literarias ni de lo que se publicó el día de ayer. Según él lee hasta las solapas de los cereales. A este "comelibros" no le ha ido mal con este placer literario. Hoy es parte del consejo asesor de la editorial de Texas Tech University para su serie de libros americanos donde se publica ficción y no ficción.

viernes, 10 de julio de 2009

Los pasos de un adiós

El doble chileno de Michael Jackson ha pasado una semana agitada, sin descanso; su ídolo se ha ido para siempre dejándole un gran dolor, pero corroborándole además que, para mantener la magia, él y sus shows deben estar más presentes que nunca.

Por Tania Opazo